.

.

Una oportunidad para conocernos mejor
   06/07/2020 09:17:09    0 Comentarios
Una oportunidad para conocernos mejor

P. Fernando Torre, M.Sp.S.

“Confinamiento domiciliario”: expresión que, hace unos meses, nos era indiferente o hasta desconocida. Uno de los sentidos de la palabra “confinar” es «Aprisionar a alguien en un campo de concentración. Prohibir a alguien salir de cierto sitio»(1). ¡Qué fuerte! Y la prisión es nuestra casa.

Algunos, por cuestión de trabajo o porque tienen que buscar el pan de cada día, han tenido que salir. Pero, de un modo u otro, todos hemos estado en un retiro forzoso a causa de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Pues este encierro, por ser una situación desconocida(2) para la mayoría de nosotros, es una gran oportunidad para conocernos mejor a nosotros mismos. A fin de aprovechar esta oportunidad, hagámonos algunas preguntas:

¿Cómo he reaccionado ante la necesidad de organizar mis actividades de manera diferente? 

¿En qué momentos he sentido más ansiedad, tristeza, enojo; más paz, alegría, satisfacción? 

¿Cómo he cuidado mi aspecto exterior, mi arreglo personal?

¿Cómo ha sido mi relación con las personas con las que convivo?

¿Qué rarezas o qué mañas he tenido? ¿Qué me ha asombrado positivamente de mí?

¿Qué acciones incoherentes o autodestructivas he hecho?

¿Cuáles actos de fidelidad he tenido? ¿Cuáles limitaciones han salido a la luz; qué cualidades o capacidades he descubierto en mí?

Y las respuestas a estas preguntas, ¿qué me dicen de mí?

Quizá, las respuestas contrasten con la imagen que teníamos de nosotros mismos. Tal vez seamos menos buenos de lo que creíamos; en lugar de enojarnos o deprimirnos, riámonos un poco de nosotros mismos, de nuestra ingenua vanidad. Tal vez tenemos más cualidades y capacidades de las que creíamos tener; pues celebrémoslo. Y después, agradezcámosle a Dios las nuevas luces que tenemos, y démosle la bienvenida a ese “nuevo yo”, más real.

«Que te conozca y que me conozca», pedía San Agustín a Dios. Conocernos a nosotros mismos, sin máscaras, es un don de Dios que, gracias a este confinamiento domiciliario, podemos obtener sin gastar en psicólogos.

Otros artículos de la serie Para pensar durante estos tiempos del Covid-19 puedes encontrarlos en: www.tinyurl.com/y4oc5pgb

(1) María Moliner, Diccionario de uso del español.

(2) Una fuente privilegiada de información sobre nosotros mismos es nuestra manera de actuar o de reaccionar ante situaciones desconocidas o inesperadas: un accidente, un naufragio, un asalto, un terremoto, una inundación, un incendio, etcétera.

Comentarios

Ingresa o registrate para dejar comentarios
0